COMUNICADO DE PRENSA
SITUACIÓN DE UN GRUPO DE OCUPANTES DE ANGOSTURA DE ICALMA

Desde la Corporación Interestadual Pulmarí (CIP) se pone en conocimiento a la
sociedad sobre la situación de un grupo de ocupantes de la zona de Angostura de Icalma, que
presentan vencidos sus respectivos contratos como permisionarios.

Esta situación tiene sus orígenes en dos contratos de concesiones del año 1995, cuyo
titular vendió ilegalmente, incorporando a los compradores bajo la figura de “socios”.
Cabe resaltar que estos compradores accedieron a la tierra sin ningún tipo de garantía
jurídica, y con pleno conocimiento de que el territorio pertenece a la Corporación
Interestadual Pulmarí por ley Nacional Nº 23.612.

Es por ello que, al detectar dicha irregularidad, la CIP dió de baja la concesión original
y posteriormente, en los años 2013, 2014 y 2016 dio inicio a un proceso de
regularización denominado PURO, a través del cual se les ofreció a los compradores
la posibilidad de regularizar su situación de manera individual. A través de este
proceso de regularización, primero se convertirían en PERMISIONARIOS, por el
término de tres años, y luego de presentada la documentación correspondiente,
pasarían a ocupar la categoría de CONCESIONARIOS.

Fue de esta manera que los contratos como permisionarios les permitieron acceder al
suministro eléctrico y a las habilitaciones comerciales turísticas municipales y
provinciales. Pero la situación cambió, según lo pautado, al vencerse los permisos
provisorios, ya que los ocupantes se negaron a regularizar su situación aduciendo que
los años que la Corporación Interestadual Pulmarí ofrecía no les eran suficientes (el
Reglamento de la CIP prevé contratos de concesión por períodos máximos de 20
años, con posibilidad de una renegociación por 20 años más).

Desde ese momento a la fecha se han abierto innumerables instancias de diálogo e
intentos de resolver positivamente esta situación, con el único objetivo de que quienes
ocupan el territorio de Pulmarí puedan crecer y desarrollarse desde lo económico y
personal, siempre en adecuada vinculación contractual con nuestra institución, que
además debe ser garante de la armonía con el ambiente y con los habitantes que
ocupan esta tierra.

Igualmente, en el año 2020, y anticipando la temporada estival post pandemia, la CIP
otorgó una autorización precaria y provisoria por 90 días para que estos
permisionarios con contratos vencidos pudieran trabajar, obtener las habilitaciones
correspondientes y acceder al pre viaje, entre otras cosas, con el compromiso de su
parte de firmar el contrato de concesión correspondiente. Vencido el plazo, y no
habiéndose acercado a la institución, en abril de 2021 fueron invitados nuevamente a
firmar el contrato de concesión, y dada la reiterada falta de respuesta, en septiembre
del mismo año fueron intimados bajo apercibimiento de iniciar acciones legales.

A partir de allí se retomó nuevamente el diálogo y surgió desde este grupo la
propuesta de un acta Acuerdo, a través del cual la CIP se comprometía a actualizar el
“Reglamento de Arrendamientos, Concesiones, Permisos y Contratos Asociativos”,
buscando mejoras contractuales para los concesionarios, y como contraparte los
ocupantes se comprometían a firmar el contrato correspondiente. El DIRECTORIO de
la CIP por UNANIMIDAD aprobó esta propuesta y se inició el proceso por el cual
firmaron 9 permisionarios, restando 7 (2 tienen doble concesión). Actualmente, en
Angostura de Icalma hay 18 concesionarios con contrato vigente de este proceso, 2
concesionarios nuevos del concurso de lotes 2021, 7 permisionarios con contrato
vencido (9 lotes) y un permisionario con contrato vencido en proceso de firma.

En diciembre de 2021, continuando con las acciones indicadas por el DIRECTORIO de
la CIP, se le solicitó al EPEN el corte del suministro de energía eléctrica a quienes no
firmaron el contrato de concesión correspondiente, de acuerdo con el Reglamento de
suministro de dicho Ente. Entendiendo el EPEN que el pedido de la CIP resultaba
procedente según el Reglamento de suministro, el mismo procedió a comunicar a los
ocupantes sin contrato vigente con la CIP (7), un plazo perentorio para el corte de luz,
en caso de no presentar el contrato de concesión correspondiente.
Cabe aclarar que el corte de energía eléctrica no es por falta de pago, sino por
ausencia de vinculación contractual con la CIP, y su persistente negación a regularizar
esta situación.

Actualmente, la CIP se encuentra en proceso de actualización del “Reglamento de
Arrendamientos, Concesiones, Permisos y Contratos Asociativos”, cumpliendo con lo
pactado oportunamente en el Acta Acuerdo a través del cual ambas partes se
comprometieron a trabajar conjuntamente en la búsqueda de mejoras contractuales
que garanticen el recupero de las inversiones realizadas, dando respuesta de esta
manera a la continuidad de sus proyectos de vida.

La Corporación Interestadual Pulmarí se encuentra abierta al diálogo permanente,
dispuesta a trabajar en los términos de la legislación vigente, y teniendo como
horizonte una convivencia armoniosa y productiva para quienes habitan el territorio.
Corporación Interestadual Pulmarí

Prensa Pulmari
Author: Prensa Pulmari

¡Compartí esta noticia en tus redes sociales!
Publicado en MEDIOS.